91 410 02 00

Síndrome del trigémino

unidad del dolor madridEl síndrome del trigémino o neuralgia del trigémino es un dolor crónico que afecta a este nervio. Las personas que tienen este síndrome pueden sufrir un dolor insoportable con el más mínimo estímulo en el rostro (maquillarse, lavarse los dientes). Este tipo de neuralgia se da en episodios, que pueden ser más o menos prolongados y/o frecuentes.

Esta patología es más frecuente en mujeres que en hombres y más habitual en mayores de 50 años. Como se trata de un dolor crónico, debe ser tratado por un especialista de la Unidad del Dolor.

¿Cuál es la causa del síndrome del trigémino?

El dolor se produce porque la función del nervio del trigémino está alterada. Normalmente, la alteración se produce por el contacto entre un vaso sanguíneo y este nervio. Este contacto ejerce presión sobre el nervio y provoca que no funcione correctamente.

Habitualmente, la neuralgia del trigémino se produce por envejecimiento, o puede estar relacionado con la esclerosis múltiple, o un trastorno similar que dañe los nervios. También lo puede provocar un tumor, una lesión u otras anomalías cerebrales.

Los episodios puede provocarlos cualquier actividad rutinaria, como: afeitarse, tocarse la cara, comer, lavarse los dientes, maquillarse, hablar, sonreir, …

Síntomas de la neuralgia del trigémino

Los más habituales son:

  • Dolores fuertes, parecidos a una descarga eléctrica.
  • Dolor al tocarse el rostro, hablar, sonreir, …
  • Los episodios pueden durar desde pocos segundos, hasta meses.
  • Los dolores suelen localizarse en las mejillas, la mandíbula, los dientes, los labios, la frente,…
  • Puede dolor un lado de la cara (es lo más común) o los dos a la vez.

¿Cuál es el tratamiento más habitual para esta patología?

Lo normal es que esta patología la trate un neurólogo o un especialista en dolor. El primer tratamiento será siempre farmacológico, e irá destinado a reducir el dolor y la cantidad de ataques. Estos medicamentos suelen ser anticonvulsivos, relajantes musculares o antidepresivos.

Para los casos más complicados se puede llegar a utilizar la cirugía, de diferentes tipos, para evitar las molestias.

Concertado con las principales aseguradoras.

También te puede interesar:


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

Guardar

Guardar