91 410 02 00

Neuralgia postherpética

La neuralgia postherpética es un tipo de neuralgia que afecta a las fibras nerviosas y a la piel, causando dolor y ardor mucho tiempo después de que desaparezca el herpes zóster que la provoca. Así, la neuralgia posherpética se produce por el virus de la varicela (herpes zóster).

El riesgo de sufrir este problema es mayor cuanta más edad se tiene, afectando sobre todo a personas mayores de 60 años.

No tiene cura, pero sí existen tratamientos efectivos para paliar los síntomas. No obstante, en la mayoría de las personas mejora con el tiempo.

¿Cuál es la causa de la neuralgia postherpética?

Como hemos dicho, la causa es el virus de la varicela. Si has contraído esta enfermedad, el virus permanece en el organismo de por vida. En determinadas ocasiones, puede reactivarse y causar el herpes zóster.

Cuando durante un brote de herpes zóster se dañan las fibras nerviosas, éstas no pueden enviar los mensajes correspondientes de la piel al cerebro como lo hacen de forma normal. Esto causa un dolor crónico y a menudo insoportable que puede durar muchísimo tiempo.

Asimismo, tienen más riesgo de sufrir esta neuralgia las personas que han tenido herpes zóster en el rostro o el torso, si se tiene diabetes o si se es mayor de 50 años.

¿Cuáles son los síntomas de la neuralgia postherpética?

Normalmente, los síntomas se encuentran en la misma zona en la que apareció el herpes. Los síntomas más habituales son:

  • Dolor que dura 3 meses o más después de que desaparezca el herpes.
  • El dolor es agudo y punzante.
  • Se siente ardor en la zona.
  • Sensibilidad ante contactos leves.
  • Picor y entumecimiento de la piel.

Tratamiento de la neuralgia postherpética

Esta patología debe ser tratada por la Unidad del Dolor, donde están especializados en dolores crónicos. Habitualmente, el médico combinará varios tratamientos para paliar los síntomas. Algunos de estos tratamientos pueden ser: anticonvulsivos, antidepresivos, inyecciones de esteroides, parches de lidocaína.

Concertado con las principales aseguradoras.

También te puede interesar:


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

Guardar

Guardar