91 410 02 00

Dolor oncológico

prevenir cáncerEl 90% de los pacientes oncológicos o con cáncer sufren dolor. Algunos lo presentan en el momento en que se diagnostica, otros no lo sufren hasta que no se encuentran en una fase más avanzada. En este caso, el 70% de los dolores tienen su origen en la progresión de la propia enfermedad. En el resto de los casos, el dolor se relaciona con el tratamiento o con otras patologías asociadas.

Este tipo de dolor suele ser crónico, por lo que es tratado por la Unidad del Dolor.

Causas del dolor oncológico

Las principales causas de este dolor son las siguientes:

  • La progresión de la enfermedad o del tumor. Al ir creciendo los tumores invaden estructuras óseas, vasculares, nervios, produce obstrucciones intestinales,…
  • Algunos tratamientos como intervenciones quirúrgicas, quimioterapia o radioterapia.
  • Síndrome paraneoplásico.
  • Otras patologías como la artrosis, osteoporosis, cardiopatía isquémica, infarto de miocardio, etc.

Para su tratamiento es necesario conocer el tipo de dolor y estado general del paciente. No obstante, el uso de analgésicos es habitual para paliar los síntomas. Cuando el paciente oncológico tiene controlado el dolor y de repente sufre un aumento de la intensidad del mismo, se considera que sufre “dolor irruptivo”. Se puede desencadenar por ciertos movimientos y esfuerzos, o de forma espontánea.

Gracias a los tratamientos actuales, el dolor oncológico se puede controlar en más del 95% de los casos. Su médico le indicará cuál es el tratamiento más adecuado y cómo debe controlar su dolor a través de un plan de medicación.

Por otro lado, es importante el componente psicológico de este tipo de dolor, que produce un impacto importante en el día a día del paciente. Éste siente cansancio permanente, disminución de la capacidad de trabajo, dificultad para moverse, falta de interés por el entorno, sensación de aislamiento. Su médico también le indicará cómo tratar estas emociones, que pueden ser muy importantes para la mejoría del paciente.

Concertado con las principales aseguradoras.

También te puede interesar:


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

Guardar

Guardar