91 410 02 00

TAC Dental: ¿en qué consiste?

¿Qué es un TAC dental?

El TAC dental sirve para tomar imágenes tridimensionales de las estructuras nerviosas, los dientes y los huesos craneofaciales, es una prueba diagnóstica. Las imágenes obtenidas en una sola exploración, ayudan a planificar de una forma más precisa el tratamiento dental.

Cuando las radiografías dentales o faciales no son suficientes, se realiza el TAC dental. La exposición a la radiación de esta técnica es mayor que estas radiografías, por lo que no se usa de manera rutinaria.

Se suele confundir con la radiografía panorámica tradicional, pero la radiografía convencional no realiza imágenes 3D. 

El TAC dental no se usa en cualquier procedimiento dental, se utiliza en tratamientos concretos. El completo estudio radiológico que se hace de la boca del paciente, permite obtener unas imágenes muy realistas de su estructura ósea y dental.

¿Cómo se realiza la prueba del TAC dental?

Se le pedirá al paciente que se mantenga muy quieto cuando coloca su cabeza en el equipo mientras los rayos X y el detector giran alrededor de él unos 360 ​​grados o menos. Para un volumen completo, esto puede durar entre veinte y cuarenta segundos. 

El TAC dental capta centenares de imágenes de todas las estructuras anatómicas de la boca: músculos, huesos, vasos sanguíneos y nervios. Es decir, no solo de las piezas dentales.

No se puede llevar ningún tipo de objeto metálico, como horquillas, joyas, gafas o dentaduras postizas, ya que pueden alterar las imágenes de la tomografía. 

Aunque el paciente se exponga a una dosis mínima de radiación, no se aconseja esta técnica de imágenes en 3D, a mujeres embarazadas por posibles daños al feto.

¿Para qué procedimientos se realiza el TAC dental?

Se suele utilizar en Implantología (disciplina de la Odontología encargada de la rehabilitación dental debido a la pérdida dentaria). Puede tener más empleos:

  • Para regenerar el hueso:

Con el TAC se puede comprobar la dimensión ósea que presenta el paciente y así determinar si posee hueso suficiente para que pueda proceder esta intervención.

  • Muelas del juicio: 

El TAC sirve para deducir cómo iniciar la extracción de las muelas del juicio a partir de haber comprobado su relación con el nervio dental inferior.

  • Colocación de implantes:

La prueba diagnóstica permite que se pueda estudiar la estructura ósea y así averiguar la posición exacta para colocar el implante en el hueso. A su vez, es posible ver cómo está la raíz dental.

El TAC dental también se puede utilizar para: evaluar la mandíbula, los conductos nerviosos y los senos paranasales de la cavidad nasal, el diagnóstico de un trastorno de la llamada articulación temporomandibular o, en cuanto a los dientes rotos, su planificación quirúrgica.

Ayuda a medir, detectar y tratar tumores que pueda presentar la mandíbula, además de determinar la orientación del diente.

Esta prueba diagnóstica es también muy útil si se necesita hacer una cirugía reconstructiva de la boca, para localizar el origen de la patología o del dolor, o para hacer un análisis cefalométrico (dimensiones que se obtienen del cráneo por medio de las radiografías).

¿Qué ventajas presenta el TAC dental?

El dentista podrá hacer en el ordenador cortes bi y tridimensionales de las imágenes que obtiene. Le permitirá observar con detalle cualquier característica de la boca del paciente como: 

  1. La densidad y calidad del hueso.
  2. Por donde pasan los vasos sanguíneos y nervios. 

El TAC dental asegura una buena precisión para diseñar el plan de tratamiento odontológico más adecuado.

Presenta un gran avance con respecto a las radiografías panorámicas (ortopantomografías) convencionales. 

Con esta prueba diagnóstica, es posible realizar la técnica implantológica de carga inmediata, se trata de un procedimiento que permite colocarle al paciente en una misma cita la corona y el implante. 

tac dental que es