Enfermedad de Dupuytren

¿Qué es la enfermedad de Dupuytren?

La enfermedad de Dupuytren es una condición que afecta a la fascia, la capa fibrosa de tejido que se encuentra debajo de la piel en la palma de la mano y los dedos. En los pacientes con Dupuytren, la fascia se espesa y luego se endurece con el tiempo. Todo esto hace que los dedos se empujen hacia adentro, hacia la palma, dando como resultado lo que se conoce como una «contractura de Dupuytren».

En algunos pacientes, un empeoramiento de la contractura de Dupuytren puede interferir con la función de la mano, lo que dificulta que realicen sus actividades diarias. Cuando esto ocurre, hay opciones de tratamiento no quirúrgico y quirúrgico disponibles para ayudar a retardar la progresión de la enfermedad y mejorar el movimiento en los dedos afectados.

¿Qué es la fascia palmar?

La fascia es una capa de tejido que ayuda a anclar y estabilizar la piel de la palma de la mano. Sin la fascia, la piel de la palma estaría tan suelta y flexible como la piel en la parte posterior de la mano. En pacientes con la enfermedad de Dupuytren, esta fascia palmar comienza a engrosarse lentamente y después se contrae.

A menudo, el Dupuytren se detecta por primera vez cuando se forman masas de tejido o nódulos debajo de la piel de la palma. Esto puede ir seguido por picaduras en la superficie de la palma mientras que el tejido enfermo tira de la piel que lo cubre.

A medida que Dupuytren progresa, las bandas de fascia en la palma se convierten en cordones gruesos que pueden llevar a que uno o más dedos incluido el pulgar acaben en una posición curva o doblada hacia adentro. Aunque las cuerdas en la palma pueden parecer tendones, los tendones no están involucrados en Dupuytren.

 

Por regla general, la contractura de un Dupuytren progresa muy lentamente, durante un período de años, y puede ser lo suficientemente suave como para que no se necesite tratamiento. Sin embargo, en casos moderados o graves, la condición dificulta el enderezamiento de los dígitos involucrados. Cuando esto sucede, puede ser necesario un tratamiento para ayudar a reducir la contractura y mejorar el movimiento en los dedos afectados. Normalmente, a medida que la contractura empeora, la afectación de la fascia se vuelve más grave y es menos probable que el tratamiento produzca una corrección completa.

Etapas de la enfermedad de Dupuytren

Causas de la contractura de Dupuytren

Aunque no existen evidencias científicas de por qué se produce la enfermedad de Dupuytren hay una serie de factores que se cree que contribuyen al desarrollo o empeoramiento de esta enfermedad. Éstos incluyen:

 

  • Género: Los hombres son más propensos a desarrollar la enfermedad que las mujeres.
  • Ascendencia: Las personas con ascendencia del norte de Europa (inglés, irlandés, escocés, francés y holandés) y escandinavo (sueco, noruego y finlandés) tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad.
  • Herencia: A menudo se desarrolla en varias personas dentro de una misma familia..
  • El consumo del alcohol: Beber alcohol puede estar asociado con Dupuytren.
  • Ciertas condiciones médicas: Las personas con diabetes y trastornos convulsivos son más propensas a tener Dupuytren.
  • Edad: La aparición de la enfermedad aumenta con la edad.

 

Síntomas Dupuytren

La contractura de Dupuytren aparece muy lentamente, tardando durante años en desarrollarse. Los signos y síntomas de la condición pueden incluir:

 

  • Nódulos: Puede desarrollar uno o más bultos pequeños o nódulos en la palma de su mano. En algunos casos, puede haber «picaduras» o hendiduras profundas de la piel cerca de los nódulos.
  • Cuerdas: Los nódulos pueden engrosarse y contraerse, contribuyendo a la formación de cordones densos y duros de tejido debajo de la piel. Estas cuerdas pueden restringir o atar los dedos y el pulgar para que no se separen.
  • Contracturas: A medida que el tejido debajo de la piel se tensa, uno o más de los dedos pueden ser empujados hacia la palma y provocando que no se separen. Los dedos anular y meñique son los comúnmente afectados, pero cualquiera o todos los dedos pueden estar involucrados, incluso el pulgar. Sobre todo, la primera articulación (articulación de nudillo) del dedo se ve afectada.

 

A medida que aumenta la curva del dedo, puede ser difícil enderezarlo por completo. En este punto resulta complicado agarrar objetos grandes, poner la mano en el bolsillo o realizar otras actividades simples.

Algunos pacientes con la enfermedad de Dupuytren pueden desarrollar tejido engrosado en los pies (enfermedad de Ledderhose) o pene (enfermedad de Peyronie). Los síntomas, por lo general, no se presentan en ningún otro lugar del cuerpo.

 

Tratamiento enfermedad Dupuytren

 

Aunque varía de un paciente a otro, generalmente la enfermedad progresa muy despacio y puede que no se convierta en un problema durante muchos años. De hecho, para algunos pacientes, la condición nunca puede progresar más allá del desarrollo de bultos en la palma.

 

Si la afección progresa, el médico puede recomendar primero un tratamiento no quirúrgico para ayudar a retardar la enfermedad. En este caso sería mediante una inyección de esteroides. Los corticosteroides son medicamentos antiinflamatorios potentes que pueden inyectarse en un nódulo doloroso. En algunos casos, una inyección puede retardar la progresión de una contractura, aunque la eficacia varía de un paciente a otro.

 

Si la contractura interfiere con la función de la mano, el médico puede recomendar un tratamiento quirúrgico. El objetivo de la cirugía es reducir la contractura y mejorar el movimiento en los dedos afectados.

 

No hay cura conocida para la contractura de Dupuytren, sin embargo, la cirugía está destinada a disminuir el efecto restrictivo de los cables. interrumpiéndolos o retirándolos. Desafortunadamente, los tejidos de curación se formarán con el mismo potencial para desarrollar cordones en el futuro, pero las mejoras en la función de la mano pueden ser sustanciales.

 

Los procedimientos quirúrgicos más comúnmente realizados para la contractura de Dupuytren son:

 

  • Fasciotomía: El médico hará una incisión en la palma de la mano y luego dividirá el o los cordones engrosados ​​del tejido. Aunque el cordón en sí no se retira, dividirlo ayuda a disminuir la contractura y aumentar el movimiento del dedo afectado.  Se realiza con un anestésico local que adormece solo la mano. Después del procedimiento, la herida se dejará abierta y se dejará curar gradualmente, teniendo el paciente que usar una férula durante la recuperación.
  • Fasciectomia palmar subtotal: En este procedimiento, el médico hará una incisión y luego extirpará la mayor cantidad posible de tejido y cordones anormales para enderezar el o los dedos. Se pueden usar varios tipos de incisiones en una fasciectomía pero, a menudo, se realiza una incisión en «zig-zag» a lo largo de las arrugas naturales en la mano. En algunos casos, la herida se dejará abierta para curarse gradualmente por sí sola, mientras que, en otros casos, se necesitará un injerto de piel para ayudar a curar la herida. La fasciectomía palmar subtotal es un procedimiento más extenso que la fasciotomía. Por lo general, conlleva más cuidado de las heridas, rehabilitación, un mayor tiempo de curación.

 

Fisioterapia y rehabilitación para la contractura de Dupuytren

La fisioterapia puede ayudar a mejorar la fuerza y ​​la función en los dedos y la mano, reducir la inflamación y ayudar en el cuidado de las heridas. 

Ejercicios de rehabilitación

Para el tratamiento inicial de la enfermedad de Dupuytren, existen algunos ejercicios de fisioterapia que ayudan a frenar el avance de la contractura. El índice de recuperación dependerá de la etapa en la que se encuentre el paciente. Consulte con su traumatólogo para más información.

Puede consultar ejercicios de rehabilitación que le ayuden a la recuperación.

dupuytren rehabilitacion