91 410 02 00

Quiropodología

 

Lo primero que tenemos que saber para conocer que es la Quiropodologia, es que es el campo más conocido de la podología. Abarca desde la eliminación de helomas, que nos es más conocido como callos, y de hiperqueratosis, más conocidas como durezas. También se ocupa del tratamiento de los papilomas o de las uñas encarnadas, entre otros muchos problemas.

¿Quiere pedir una cita con el Podólogo? Pida cita online.

Concertado con las principales aseguradoras, consulta aquí.

Causas de los callos

Las callosidades y los callos se producen por la fricción o la presión en la piel. Un callo es un engrosamiento de la piel que se forma, principalmente, en la parte superior o en los laterales de los pies.

Las causas de los callos, fuentes de fricción y de presión más habituales son:

– Usar zapatos que no encajan perfectamente en el pie. Los zapatos ajustados y que tienen un tacón alto puede ocasionar la compresión de alguna zona de tu pie. Cuando el calzado nos queda flojo, el pie puede ir resbalando a medida que vamos caminando, lo que provoca fricciones de la piel contra el calzado. Además, se puede frotar contra alguna costura que esté mal terminada o con una puntada que tengamos en el interior del zapato.

– No utilizar calcetines. Como puede resultar obvio, el hecho de utilizar sandalias y zapatos sin calcetines nos puede ocasionar fricciones en los pies. Los calcetines que no están bien ajustados también pueden ser foco de problemas.

– Utilizar herramientas manuales o tocar determinados instrumentos musicales. Las callosidades que se producen en las manos pueden aparecer por una presión reiterada al tocar algún instrumento musical como una guitarra o un violín. Algunas herramientas manuales, como una máquina de escribir o una sierra, también pueden causar la aparición de callosidades.

Tipos de papilomas o verrugas plantares

Como muestra general, los diferentes tipos de papilomas o verrugas plantares se pueden clasificar en tres tipos.

Verrugas vulgares

Son aquellas lesiones que aparecen en la piel de las rodillas, los codos, la cara o en las plantas de las manos y de los pies.

Lo más frecuente es que sean redondas, con un color pardo o grisáceo y tienen un aspecto rugoso. En algunas ocasiones, pueden llegar a aparecer puntitos negros en la parte superior.

Entre este tipo de verrugas también hay que mencionar las filiformes, que se llaman así por su aspecto alargado siendo, además, del color de la piel y blandas.

Verrugas planas

Son proliferaciones cutáneas de color amarillo claro o rosa. Son ligeramente elevadas y, en su parte superior, son planas.

Con frecuencia, aparecen en gran cantidad en las manos, la frente, el cuello, el mentón y las piernas.

Verrugas plantares

A este tipo de verrugas se les llama papilomas. Como su propio nombre indica, son las que aparecen en las plantas de los pies. Tiene un aspecto rugoso muy parecido a una coliflor. También es posible que veamos en la superficie algunos puntitos negros, que se corresponden con pequeños vasos sanguíneos.

El tratamiento Quiropodológico

Cuando acudimos a una cita con el podólogo, el profesional valorará la lesión que le estamos mostrando y procede a aplicar al tratamiento más adecuado, explicándonos las alternativas que existen para resolver el problema para que la solución sea definitiva.

Además de todo el proceso diagnóstico y los tratamientos correspondientes, el podólogo también nos aconsejará sobre la mejor forma de cuidar nuestros pies, incluyendo la hidratación y la higiene diaria que debemos realizar para que siempre estén en perfecto estado.

Hay un gran número de problemas que se pueden tratar en la quiropodología.

Hiperqueratosis

Es una afección de la piel que se caracteriza por provocar un engrosamiento de la capa más externa de nuestra piel. El tratamiento más frecuente es la eliminación de las durezas mediante el proceso de deslaminado.

Micosis cutánea

Son las infecciones de la piel que son provocadas por los hongos. Estos hongos provocan sequedad, grietas, descamación, picor y enrojecimiento.

El tratamiento quiropodologico más novedoso para este problema es una nueva tecnología mediante láser.

Papilomas

Son infecciones víricas que se manifiestan en forma de verruga o callo en el pie. Es una infección que suelen aumentar y reproducirse con el calor y la humedad, por lo que en verano es cuando más casos se suelen dar.

Es una infección contagiosa, por lo que es fundamental un diagnóstico precoz para conseguir realizar un tratamiento quiropodologico exitoso.

Problemas de sudoración

El bromohidrosis o hiperhidrosis pueden provocar afecciones en el pie como problemas con el calzado, pies fríos, roces o pie de atleta.

Lesiones podológicas

Se ocupa de realizar el tratamiento para las lesiones como la tendinitis, las talalgias, la fascitis plantar o el neuroma de Morton.

Ahora ya tenemos un poco más claro que es la quiropodologia. Ante cualquier problema que podamos tener en el pie, lo mejor es acudir al profesional para que analice y busque la mejor forma de solucionarlo. No solo pueden ser problemas físicos, también pueden ser problemas estéticos.

Pruebas y Tratamientos en Podología

Patologías que trata un Podólogo


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.