91 410 02 00

Ortopodología

¿Qué es la Ortopodología?

Para entender lo que es la ortopodologia puede decirse que se trata de la rama dentro de la podología que se sirve de tratamientos no quirúrgicos para dar solución a problemas mecánicos de los pies y del resto del cuerpo. Algunos de estos problemas pueden tratarse, como callos, durezas, metatarsalgias, fascitis plantar o esguinces, entre otros, cuando tienen que ver con los pies. Y debe hablarse de dolores de cadera, dorsalgias o cervicalgias, entre otras patologías, cuando afectan al resto del cuerpo.

¿Quiere pedir una cita con el Podólogo? Pida cita online.

Concertado con las principales aseguradoras, consulta aquí.

¿Cuándo debe recurrirse a la ortopodología?

Existen muchas causas de la ortopodologia; sin embargo, lo más habitual es que sirva como tratamiento coadyuvante en el procedimiento de rehabilitación tras una intervención quirúrgica.

La ortopodología es también un recurso eficaz para aliviar el efecto de desviaciones o malformaciones en la superficie plantar que pueden tener un efecto directo en forma de malestares o dolores en el propio pie o en las piernas, e incluso afectar gravemente a la espalda.

Las llamadas ortesis de silicona son bases muy útiles para ayudar a los dedos de los pies a corregirse o para paliar los dolores o el efecto de una pisada inadecuada. Lo más habitual es que se opte por ellas en el tratamiento de los helomas o callos, en desviaciones de los dedos y para proteger o nivelar la planta del pie en relación con zonas prominentes de su superficie.

Además, la ortopodología es una herramienta de vital importancia para la compensación y la prevención de alteraciones biomecánicas. Dentro de las diferentes ramas de la podología, esta es la disciplina encargada de diseñar y aplicar directamente tratamientos ortopédicos a los pies.

Su fundamento es claramente científico y solo se lleva a cabo tras realizar el adecuado diagnóstico ortopodológico, teniendo en cuenta los parámetros clínicos propios de esta disciplina.

Las plantillas cuyo uso se prescribe en un tratamiento ortopodológico son siempre personalizadas, lo cual requiere efectuar un cuidadoso estudio biomecánico del pie del paciente y del calzado que suele utilizar.

¿Cómo puede saberse si es necesario recurrir a la ortopodología?

Es recomendable recurrir a un tratamiento de ortopodologia cuando el paciente siente dolor constante en los pies, las rodillas, las caderas o la espalda. El uso de plantillas personalizadas puede reducir los efectos de problemas estructurales, evitando las presiones anormales en las plantas de los pies y corrigiendo con ello la postura de todo el cuerpo.

Es importante destacar que el diagnóstico en firme antes de decidir el recurso a la ortopodología solo puede ser emitido por un podólogo, existiendo algunas señales que pueden indicar que una persona puede estar demandando una corrección por ortesis. Algunas de esas señales son:

– Dolor de pies, en tobillos, rodillas, caderas o espalda sin estar asociado a situación alguna.

– Dolor en los pies al caminar o correr.

– Lesiones recurrentes a la hora de hacer deporte, especialmente en los miembros inferiores.

– Casos en que se detecte que el puente del pie es muy alto o se apoya muy poco en el suelo.

– Presencia de juanetes, durezas, callos u otros problemas de la piel.

– Rodillas demasiado juntas o, por el contrario, muy separadas.

– Al caminar, los pies apuntan hacia afuera o hacia adentro en lugar de ir rectos.

– El calzado tiende a desgastarse de manera irregular o de forma excesiva.

Cómo se tratan los problemas de los pies con la ortopodología

El tratamiento de los sintomas de la ortopodologia se desenvuelve dentro de un campo en constante innovación. Los materiales que se utilizan son de todo tipo y su elección a la hora de diseñar una ortesis ha de tener en cuenta el perfil biomecánico del pie y el resto del cuerpo del paciente, considerando el área del pie y observando cuál es la patología que le aqueja antes de recurrir a este tratamiento.

El ortopodólogo tiene también en cuenta las características musculares y osteoarticulares de los pies. Es muy habitual que se recurra a una combinación de varios materiales, pues es muy complicado encontrar un único componente que pueda satisfacer las necesidades de apoyo de todas las zonas de un pie.

Los tratamientos ortopodológicos que más se utilizan dependen de los resultados de la exploración, de un cuidadoso estudio de la biomecánica y del diagnóstico acerca de la dolencia específica. Ocasionalmente, pueden considerarse las enfermedades de carácter sistémico que el afectado pueda padecer.

Lo usual es el uso de un soporte para la planta del pie con una ortesis digital de material de silicona. Sin embargo, pueden llegar a usarse prótesis, combinación de soporte y prótesis, férulas supramaleolares, férulas Jousto, las de tipo AFO o de pie y tobillo y las DAFO o de pie y tobillo dinámico. Sea cual sea el método utilizado, las ortesis siempre se diseñan para ser personalizadas para cada paciente.

El seguimiento, una vez aplicado un tratamiento ortopodológico, es vital, pues cada persona requiere llevar un control sobre el patrón de evolución del tratamiento instaurado. 

Patologías que trata un Podólogo


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.