91 410 02 00

Cirugía de Endoscopia Nasosinusal Unilateral

 

¿Qué es la cirugía endoscópica nasosinusal?

La cirugía endoscópica nasosinusal o CENS es un tipo de cirugía gracias a la cuál es posible realizar de forma muy poco invasiva gran cantidad de procedimientos en las fosas nasales y en los senos paranasales. Con este procedimiento quirúrgico se puede llevar a cabo una apertura de los orificios de drenaje de los senos paranasales y así limpiar los mismos. Tras esto es más factible que la mucosa nasosinusal vuelva a la normalidad. Se puede decir que el principal objetivo es que se reestablezca la función natural de los senos nasales con la menor invasión quirúrgica.

Este tipo de intervención se realiza cuando la inflamación nasal y sinusal se alarga en el tiempo, especialmente en sinusitis crónicas, pólipos nasales o si existe una sinusitis aguda que no responden al tratamiento indicado por el especialista.

Este tipo de cirugía es utilizado también en la septoplatia y operación de cornetes, el bloqueo de fistulas de Líquido céfalo-raquídeo, la descompresión orbitaria y la cura de tumores nasales tanto benignos como malignos.

La principal complicación que puede surgir cuando se sufren vómitos con sangre es el atragantamiento del paciente. Además, debido a la pérdida de sangre, puede producirse un déficit de glóbulos rojos o una hemorragia excesivaGuardar Guardar

PRECIO CERRADO

4.400€

N

Consulta de valoración

N

Estudio preoperatorio

N

Gastos de la operación y honorarios médicos

N

Estancia en el hospital

N

Revisión postquirúrgica

N

Servicio de traslado i/v

*Consulta zona

¿Cuándo hacer una CENS?

Cuando el paciente ha desarrollado una inflamación nasal y sinusal crónica y aparecen pólipos nasales, o en casos de sinusitis grave en el que el tratamiento no ha funcionado, como hemos visto anteriormente.

Los senos paranasales son unos orificios repletos de aire que se encuentran en los huesos del cráneo y cuya función es filtrar el aire que respiramos. Es en estos senos paranasales donde afecta la sinusitis. A continuación, se detalla por qué es importante realizar una cirugía endoscópica si se tiene sinusitis permanente:

  • Por un lado, están las fosas nasales, dos orificios divididos por el tabique sagital que están localizados encima de nuestra boca. En este caso la sinusitis repercute en las funciones de las fosas nasales como filtrar el aire que inhalamos, potenciar el olfato distinguiendo los diferentes olores, recoger las partículas que se encuentran en el aire o calentar el aire para que así a los pulmones no les llegue frío.
  • Por otro lado, nos encontramos con los cuatro pares de orificios nasales, que se llaman senos paranasales y están entre la cabeza y los huesos faciales. La función de estos es drenar el líquido mucoso de su interior, distribuir el aire que va por las vías respiratorias y lubricar la nariz para evitar que se queden las bacterias o los pequeños elementos que entran del exterior. La sinusitis repercute en un mal funcionamiento de los senos pranasales.

Otra de las razones por la que someterse a esta cirugía es por la aparición de pólipos nasales, que se dan cuando se produce un crecimiento atípico de la mucosa o el tejido nasal interno. Normalmente se receta el uso de inhaladores nasales o pastillas que disminuyen el tamaño, pero en casos en los que no hace efecto se recurre a la CENS por ser más efectivo.

También se lleva a cabo la CENS cuando se dan episodios de epistaxis que son hemorragias nasales derivadas de traumatismos en los vasos sanguíneos y que provocan que se rompan. Con la cirugía se produce un buen funcionamiento de las vías nasales.

Por último, en los casos en los que aparece un tumor tanto nasal como sinusal lo único que se puede hacer es tratarlo quirúrgicamente.

 

¿Cómo se realiza una CENS?

Es un procedimiento mínimamente invasivo que se puede hacer de manera ambulatoria, es decir, sin necesidad de ingresar al paciente en el hospital, aunque depende siempre de lo que aconseje el cirujano. La cirugía dura entre una y tres horas, según el caso del paciente y lo compleja que sea la intervención.

  • Se realiza una anestesia general en la mayoría de los casos.
  • Se suele aplicar descongelante nasal para desinflamar las capas mucosas de las vías nasales siendo el siguiente paso el corte de la pared en cuestión tras la reducción de la inflamación.
  • Para poder hacer esa disección se utiliza una fibra óptica muy rígida y fina que se mete en la fosa nasal para tener una visión fija del lugar a intervenir.
  • Con un instrumento quirúrgico especial se hará la resección del tejido que está obstruyendo la fosa nasal.
  • Como punto final a la operación se produce un control de los puntos sangrantes y dependiendo del caso se hará un taponamiento nasal que evite las hemorragias, también se pueden utilizar láminas de silicona para prevenir la adhesión de una pared a otra.

 

¿Cuál es el preoperatorio?

Tras la consulta con el Otorrinolaringólogo y acordar llevar a cabo la cirugía, es importante realizar un preoperatorio que indique que el paciente es un buen candidato para la operación. Este periodo va entre los 7 y los 10 días antes de la operación según la disponibilidad de quirófano.

En este caso el preoperatorio para la CENS consiste en un electrocardiograma nasosinusal, un análisis de sangre y una placa torácica según considere el médico. En algunos casos también se le puede solicitar al paciente una Tomografía Computerizada de los Huesos.

Cuando finaliza el preoperatorio se concierta una cita con el anestesista, donde se determinará si es apto para la cirugía de endoscopia nasosinusal. Es normal que el cirujano realice una serie de preguntas que faciliten el conocimiento de los hábitos de vida del paciente, otros tratamientos que esté haciendo, otras operaciones previas y demás datos relevantes para valorar la aptitud. Tras esto el especialista dará una serie de consejos previas a la intervención quedando solo asistir a la cirugía.

 

Post operatorio y tiempo de recuperación

Al no haber incisiones externas normalmente el paciente puede irse el mismo día de la operación o al día siguiente por su propio pie. No se trata de un postoperatorio doloroso, si no que el principal problema con el que puede encontrarse el paciente es con una obstrucción nasal temporal debido a la inflamación y a la producción de mayor cantidad de moco y costras. El tratamiento principal incluye lavados nasales con frecuencia mediante suero salino y aplicación de pomada nasal que hidrate la zona. Se recomienda visitar al médico una semana después de la operación y a partir de ahí periódicamente hasta que la situación sea estable.

 

Riesgos de la CENS

Es raro que surjan complicaciones derivadas de la operación, sin embargo, las más comunes son las hemorragias y la aparición de adherencias también conocidas como sinequias. Con mucha menos probabilidad se puede dar diplopía (ver doble), hematoma orbitario o daño del mecanismo nasolacrimal entre otras.

Ante cualquier molestia, ponte en las mejores manos y consulta con tu otorrinolaringólogo el Dr. Javier Cervera en Hospital Fuensanta.

Concertado con las principales aseguradoras.

OTORRINOLARINGOLOGÍA TRATA:


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.