Orzuelo Enquistado Tratamiento

El orzuelo es la inflamación de alguna de las glándulas sebáceas que encuentran en la parte interior del párpado (orzuelo interno) o en la base de las pestañas (orzuelo externo). Generalmente desaparece al cabo de unos días, pero en algunos casos se puede enquistar, formando una especie de bolita que a veces ocasiona molestias.

Síntomas de un orzuelo enquistado

Los orzuelos provoca una serie de síntomas que, si bien no son graves, pueden resultar fastidiosos en el día a día. Estos son los más comunes:

  • Dolor en el punto donde se ha producido la hinchazón.
  • En el caso de los orzuelos internos, el párpado se puede enrojecer y provocar dolor al tacto.
  • A veces la inflamación puede crecer hasta el punto de presionar el globo ocular, lo que provoca visión borrosa.
  • Aumenta la producción de lágrima.
  • En ocasiones puede formarse una ligera costra alrededor del ojo.
  • Sensación de picazón.

¿Cómo identificar si el orzuelo se ha enquistado? Existen algunos síntomas que pueden darnos una pista:

  • No mejora con el paso de los días.
  • Al presionar ligeramente la zona abultada se sienten molestias.
  • El bulto se siente duro al tacto.

Posibles causas del orzuelo enquistado

Los orzuelos se forman cuando alguna de las glándulas de los párpados o las pestañas se bloquean, lo que provoca que las bacterias se multipliquen en su interior y se desencadene una infección. Cuando el orzuelo se enquista esta obstrucción es más grave y comienza a formarse un pequeño bulto de grasa. Cualquier persona es susceptible de sufrir orzuelos, independientemente de la edad o el sexo, pero sí existen algunos factores que aumentan las probabilidades de llegar a padecerlos. Por ejemplo los problemas de blefaritis (inflamación del párpado), quistes, papilomas o simplemente, la edad avanzada.

Tratamiento del orzuelo enquistado

Los orzuelos enquistados no presentan gravedad y por lo general se trata de un tipo de infección leve que remite de manera espontánea en un tiempo de entre 7-10 días como mucho. Cuando aparece un orzuelo, siempre es recomendable acudir a una consulta médica con el oftalmólogo. Sin embargo hay algunas medidas que podemos aplicar para favorecer el proceso de recuperación.

  • Colocar compresas humedecidas en agua tibia sobre el párpado, durante 5-10 minutos, varias veces al día. También se pueden utilizar bolsitas de té infusionadas y calientes.
  • Masajear la zona afectada muy suavemente y con las manos limpias, para estimular el drenaje.
  • Utilizar colirios calmantes o antibióticos, si nos los ha prescrito el especialista.
  • Descartar el uso de maquillaje y lentillas

Es infrecuente, pero en algunos casos el paciente tienen que realizarse una pequeña cirugía para extirpar por completo el quiste de grasa adherido. Es una intervención ambulatoria, con anestesia local y que apenas genera molestias.

orzuelo enquistado sintomas