91 410 02 00

Gonioscopia

Guardar

Guardar

¿Qué es la Gonioscopia?

La gonioscopia consiste en un examen de diagnóstico de glaucoma cuyo objetivo es, por un lado, identificar estructuras angulares poco corrientes y estimar cual es la amplitud de ángulo de la cámara anterior y, por otro lado, tener una buena imagen del ángulo durante la trabeculoplastia que se puede hacer con láser o con goniotomía. Si se quiere realizar un diagnóstico correcto y elegir el tratamiento más favorable es fundamental visualizar el ángulo camerular anterior utilizando la gonioscopia.

¿Quiere pedir una cita con el Oftalmólogo? Pida cita online.

Concertado con las principales aseguradoras.

Algunas de sus aplicaciones son las siguientes:

  • Diagnósticas:
    • Cuando se diagnostica glaucoma abierto o estrecho es necesario un gonioscopio para ver la apertura del ángulo.
    • Si se tiene un glaucoma con ángulo estrecho intermitente.
    • Un glaucoma de ángulo estrecho crónico.
    • Un glaucoma traumático, posibles cuerpos extraños o cancerosos, el síndrome de exfoliación, el síndrome de Posner-Schlossman, el síndrome de dispersión pigmentaria o goniodisgenesis.
  • Terapéuticas: Para el glaucoma agudo con ángulo estrecho o la trabeculoplastia.
  • Otras:
    • Test de midriasis y cámara oscura (provocativo).
    • Para preoperatorio, intra o postoperatorio.

 

¿Qué es el glaucoma?

Consiste en una de las primeras causas de ceguera irreversible en todo el mundo junto con la retinopatía diabética, la hemorragia vítrea y el desprendimiento de retina. La principal desventaja es que la mayoría de sus formas clínicas no presentan síntomas, lo que hace que se lleve a cabo un deterioro lento y continuo del nervio óptico sin que el paciente lo note, hasta el momento en el que acude al oftalmólogo en fases avanzadas cuando ya no se puede hacer nada. Es por ello necesario realizar revisiones cada determinado tiempo en personas con factores de riesgo para así poder detectar a tiempo la enfermedad.

El glaucoma genera en el paciente una limitación de sus capacidades, habiendo sido por ello declarada por la OMS afección crónica no transmisible que puede llevar a la ceguera. Los glaucomas se dividen en primarios, secundarios y congénitos, pudiendo ser a su vez de ángulo estrecho o abierto.

Gracias a la gonioscopia se puede detectar qué tipo de glaucoma tiene el paciente. El receso entre la superficie escleral posterior de la córnea y la parte anterior del iris crea un ángulo camerular, siendo su configuración fundamental en la patogenia del glaucoma. Lamentablemente, el glaucoma no se puede visualizar directamente a través de la cornea intacta. Para ello se necesita una lente especial de modo que se pueda crear una interfase llamada goniolente.

 

Tipos de Gonioscopia

Dado que la luz generada por las estructuras recibe una refracción interna total es imposible visualizar a través de la córnea intacta el ángulo camerular. Para evitar esta refracción contamos con las goniolentes, pudiendo ser indirectas o directas y que remplazarán la interfaz entre la córnea y el aire por otra nueva con un índice superior de refracción que el de la córnea.

  • Gonioscopia Directa: No necesita de una lámpara de hendidura y se utiliza con el enfermo en decúbito supino. Ofrece una visión del ángulo directa. Estas lentes se representan por las lentes de Koeppe mayoritariamente, aunque hay otros modelos como el Workshop, el de Barkan o el de Thorpe. Para rellenar el espacio entre la lente y la córnea se emplea solución salina, visualizándose el ángulo mediante un microscopio binocular. Con la otra mano para iluminar se sujeta una luz puntual. Hay diferentes tamaños de lentes la mayor se utiliza para los casos de irregularidades en la córnea. Las lentes directas van dirigidas a intervenciones quirúrgicas como la goniotomía o goniosinequiliosis. Sus ventajas son la comparación binocular, que es orientativo y que se puede visualizar tanto en iris cóncavos como abombados. Los inconvenientes serían la aparatosidad, el hecho de necesitar de un equipo especial, el tiempo que lleva y el precio de esta intervención.
  • Gonioscopia Indirecta: Para poder superar la reflexión interna estas lentes emplean espejos y se tienen que utilizar con lámpara de hendidura. En este caso no se ve una imagen invertida, sino que vemos el ángulo contrario. Las más empleadas son las lentes de Goldman, las cuales ofrecen una magnífica visión de la estructura angular y funcionan mediante una sustancia viscosa de acoplamiento que genera una imagen estable pero que lleva consigo visión borrosa; y las de Zeiss que están formadas por cuatro goniolentes especulares que es agarran mediante un mango, en este caso no es necesario ninguna sustancia pudiendo explorarse más rápidamente el ángulo sin generar visión borrosa. Como ventajas de la gonioscopia indirecta están la rapidez y que puede existir gonioscopia de identación, además de que la lámpara de hendidura posibilita el cambio en la luz y la óptica. Los inconvenientes serían la dificultad en ángulos más estrechos y la retroiluminación y que puede resultar confusa la orientación en un principio.

 

El procedimiento

Para realizar una gonoscopia se requieren de los siguientes materiales: Colirio que anestesie la zona, lámpara de hendidura, la goniolente y viscogel. Es necesario que se haga una vez al año. Aemás a medida que el paciente se hace mayor el ángulo se va estrechando porque la pupila se bloquea. Es preferible que se emplee un haz estrecho de luz, de unos 2 o 3 mm, para evitar de esta forma la contracción de la pupila, lo que dará pie a un aumento del ángulo artificial.

Para empezar con el procedimiento hay que aplicar viscogel hasta la mitad de la parte cóncava de la lente y se sienta al paciente en la lámpara de hendidura, aplicando a continuación la anestesia en el ojo que se va a examinar.

Se abren los párpados del paciente y con la otra mano se sostiene la gonioscopia. Cuando el paciente, tras pedírselo, mira hacia arriba se inserta la parte inferior de la lente dentro del fondo de saco inferior. Una vez hecho esto hay que presionar contra la córnea a fin de que a sustancia de acoplamiento no se mueva. Se va rotando al paciente en sentido de las agujas del reloj para observar el ángulo inferior.

Para ver mejor las estructuras existen varias maniobras a realizar por el especialista:

  • Paralepipdeo corneal
  • Retroiluminación
  • Observar por encima del iris
  • Gonioscopia de identificación
  • Si hay edema se aclarará la cornea

Cirugías que realizamos

Pruebas Médicas y Chequeos

Patologías que trata un Oftalmólogo

Equipo Médico

Dr. Reche

N. colegiado

Dr. Gutiérrez

N. colegiado


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.