91 410 02 00

Estrabismo

El estrabismo es un trastorno por el que los ojos no se encuentran alineados en la misma dirección. Es lo que popularmente se conoce como “ojos bizcos”. Los ojos no miran en la misma dirección.

Cuando esto ocurre, se envían dos imágenes distintas al cerebro. Si el estrabismo se da en niños, se puede aprender a ignorar la imagen que detecta uno de los ojos, el más débil.

Si no se trata el estrabismo el ojo ignorado nunca tendrá una visión adecuada y se volverá “perezoso”.

¿Quiere pedir una cita con el Oftalmólogo? Pida cita online.

Concertado con las principales aseguradoras, consulta aquí.

¿Cuáles son las causas del estrabismo?

En una persona que tiene estrabismo, los músculos que rodean cada ojo no trabajan como debieran hacerlo juntos y por eso, cada ojo mira a un lado distinto.

La causa de que esto ocurra no siempre se conoce. Por ejemplo, es desconocida cuando ocurre en niños, ya que se presenta al nacer o poco después. En este caso, hablamos de estrabismo congénito. Se cree que el problema tiene que ver con el control muscular y no con la fortaleza del músculo.

Por otro lado, existen otros trastornos que pueden provocar estrabismo en niños:

  • Síndrome de Apert.
  • Parálisis cerebral.
  • Rubéola congénita.
  • Hemangioma cerca del ojo durante la infancia.
  • Síndrome de incontinencia pigmentaria.
  • Síndrome de Noonan.
  • Síndrome de Prader-Willi.
  • Retinopatía del prematuro.
  • Retinoblastoma.
  • Lesión cerebral traumática.

Cuando el estrabismo se produce en adultos, las diferentes causas pueden ser:

  • Botulismo.
  • Diabetes.
  • Enfermedad de Graves.
  • Síndrome de Guillain-Barré.
  • Lesión en el ojo.
  • Intoxicación por mariscos.
  • Accidente cerebrovascular.
  • Lesión cerebral traumática.
  • Pérdida de la visión por cualquier enfermedad o lesión ocular.
  • Tener antecedentes familiares.
  • Sufrir hipermetropía.

¿Cuáles son los síntomas del estrabismo?

El síntoma más claro es la presencia de lo que se conoce como “ojos bizcos”, que pueden estar presentes todo el rato o aparecer y desaparecer por periodos.

Asimismo, los pacientes pueden tener otros síntomas, como puede ser la visión borrosa, movimientos oculares descoordinados, pérdida de la visión o de la percepción de profundidad,…

Tratamiento del estrabismo

El primer tratamiento siempre es el uso de gafas, sobre todo en niños. También se trata el ojo perezoso o vago, colocando un parche sobre el ojo bueno. De esta forma, se obliga al ojo débil, a trabajar más intensamente y potenciar su visión.

Si con el paso del tiempo, los ojos no se mueven correctamente, se pueden necesitar cirugía de los músculos oculares. Sin embargo, esta operación no arreglará la visión deficiente del ojo vago. No obstante, la cirugía es preferible realizarla cuando el paciente aún es un niño.

En el caso de adultos, también se recomienda el uso de gafas y realizar ejercicios para mantener los ojos derechos. En los casos más graves, el oftalmólogo puede decidir realizar cirugía.

Guardar

Guardar

Cirugías que realizamos

Pruebas Médicas y Chequeos

Patologías que trata un Oftalmólogo

Equipo Médico

Dr. Reche

N. colegiado

Dr. Gutiérrez

N. colegiado


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.