¿Cómo eliminar las verrugas en las axilas o en el cuello?

¿Por qué aparecen las verrugas en las axilas o en el cuello?

Las verrugas que aparecen en la zona del cuello y de las axilas, lo hacen por diferentes motivos, aunque todos guardan entre sí una idea principal, un cambio endocrino en las hormonas.  

Uno de los motivos más frecuentes es la aparición de resistencia a la insulina. Las verrugas pueden ser un signo de que se está creando esta resistencia, aunque no tiene porqué indicar que existe un cuadro diabético. Aparecen de forma numerosa, tanto en la zona trasera del cuello como bajo las axilas y a su alrededor. 

Un aumento brusco de peso también puede desencadenar su aparición, al provocar un desequilibrio hormonal y, normalmente, también una mayor resistencia a la insulina.  

Las verrugas también pueden aflorar durante el embarazo, dado el cambio hormonal existente. Además, se habla de otros orígenes como la sudoración excesiva en la zona o por el consumo de corticoides de forma prolongada.  

Este tipo de verrugas, las de axilas y cuello, suelen tratarse de verrugas de tipo fibroma

El tratamiento más común y efectivo para las verrugas es el Láser CO2.

PEDIR CITA CON DERMATOLOGÍA

verrugas axilas

Tratamiento para las verrugas en las axilas o cuello

Verrugas que pican, ¿qué son?  

Las verrugas comunes no suelen picar ni doler, no suponen ninguna preocupación para la persona que las tiene. En caso de comenzar a picar o a acompañarse de algunos síntomas, si podemos pensar que no se trata de una verruga común.  

Las verrugas que aparecen en el cuello y las axilas, por lo general, no pican. El tipo de arruga que más se relaciona con este síntoma es la verruga plantar, aquella que aparece en la planta de los pies.  

¿Qué son las verrugas y síntomas más comunes?  

Las verrugas son protuberancias en tonalidades marrones que aparecen sobre la piel. Son causadas por la infección de virus, existiendo más de 150 tipos que pueden generar su aparición. Aunque hay diferentes tipos, se caracterizan por ser ásperas al tacto y tener sobre su superficie pequeños puntos negros, que se corresponden con la irrigación.  

No producen síntomas más allá del signo de su aparición. En ocasiones pueden crecer, creando cierto color, o mostrar cambios en su coloración y forma. Entonces se tratará de verrugas más alarmantes, en las que se recomienda que las explore un especialista.  

Al no ser molestas, por lo general, el tratamiento para eliminarlas tiene, sobre todo, una finalidad estética. Si se acompañan de síntomas como los anteriormente comentados, sí que habrá que valorar su eliminación.

Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.