91 410 02 00

Operación de Labioplastia

¿Qué es la labioplastia?

La labioplastia, también conocida como ninfoplastia, es un procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo reducir el tamaño o corregir la forma de los labios menores y mayores. 

Los labios menores son los labios internos de la vagina, mientras que los labios mayores son los labios externos. Es natural y normal que los labios vaginales comprendan formas y tamaños diversos, ya que no existe una forma universal, depende de cada mujer. Algunas mujeres pueden nacer con grandes labios, sin embargo, los labios también pueden aumentar de tamaño a lo largo de las distintas etapas de la vida. Esto se puede deber a situaciones como el parto, el envejecimiento o el efecto de las hormonas.

Si bien el tener pliegues en los labios menores es perfectamente normal, algunas mujeres están descontentas con el aspecto que tienen. También pueden sentirse incómodas físicamente o acomplejadas cuando sus labios se asoman a través de su ropa interior o traje de baño. Además, las mujeres que tienen los labios agrandados o alargados pueden sentir alguna molestia o dolor, esto puede ocurrir cuando usan cierta ropa, como pantalones ajustados, durante el ejercicio físico o en sus relaciones sexuales.

Esta técnica mejora el aspecto estético de los labios corrigiendo el tamaño y la forma. La cirugía puede lograr esto mediante la eliminación del exceso de tejido de los labios internos, siendo, el objetivo de la cirugía, el reducir el grado en que los labios internos cuelgan por debajo del nivel de los labios externos. También puede ser una opción para las mujeres que tienen un labio más largo que el otro y quieren que se corrija esta asimetría. 

En resumen, esta intervención puede ayudar a muchas mujeres a mejorar su autoestima y su estilo de vida.

¿Quién puede hacerse una labioplastia?

Tratándose de una cirugía estética la labioplastia es más adecuada para aquellas mujeres que no les gusta la forma o el tamaño de sus labios menores. Las mejores candidatas para la labioplastia son aquellas mujeres que desean mejorar la apariencia de sus labios por muchas razones, como problemas de dolor, preocupaciones estéticas y para mejorar su vida sexual. Las mujeres que pueden considerar hacerse esta operación son las siguientes:

Son mayores de 18 años.

Están relativamente en forma y su estado de salud es bueno.

Tienen un IMC óptimo.

Tienen problemas con el tamaño o la forma de sus labios.

No están contentas con la apariencia de sus labios vaginales.

Tienen unos labios demasiado grandes o deformes.

Están experimentando molestias debido a tirones o rozaduras.

Les resulta difícil o doloroso tener relaciones sexuales.

No pueden hacer ciertas actividades como el ciclismo debido a la incomodidad.

Operación de Labioplastia

La cirugía de labioplastia dura entre una y dos horas. Una labioplastia se puede realizar bajo anestesia general o usando un anestésico local, lo que adormecerá el área de tratamiento para que no pueda sentir nada. A menudo, si su anestesista usa un anestésico local, le darán un poco de sedación para que se relaje.  Una vez en la sala de operaciones, el especialista limpiará el área de tratamiento y la cubrirá. Esto se realiza para asegurar que el área permanezca estéril, reduciendo el riesgo de infección.Hay dos técnicas principales que el cirujano puede emplear:        

El método de corte o tira: Esta es la técnica más simple. El cirujano hará una pequeña incisión vertical con un bisturí o un láser a lo largo de los labios menores. A continuación, extirpará cualquier exceso de tejido en el área.Los pacientes más adecuados para esta técnica son aquellas mujeres que buscan eliminar los bordes largos y desiguales de los labios. Además, también es adecuado para mujeres que tienen algún desajuste en el color de la piel alrededor de sus labios. ·

El metodo de cuña: Con esta técnica, el cirujano extirpará una parte de exceso de tejido de los labios. En consecuencia, la herida se cierra utilizando un colgajo que está hecho de la piel que queda. Esto mantiene los bordes naturales de los labios menores. Debido a esto, se da una cicatrización menos visible y un resultado en el aspecto más natural. También se puede reducir cualquier pliegue adicional en la parte del clítoris al mismo tiempo.Este método puede ser adecuado para las mujeres que quieren terminar con un labio asimétrico o que tienen exceso de tejido. Después de que el especialista termine con esto, se cerrarán las incisiones con puntos de sutura o pegamento para piel. Finalmente, una vez que finalice la operación, el paciente volverá a la sala, ya que la mayoría de los pacientes pueden regresar a casa el mismo día. Pero a veces, es posible que deba permanecer una noche en el hospital. Pueden aparecer mareos después de la cirugía, pero esto se resuelve en un par de horas.

Riesgos de una labioplastia Los riesgos potenciales de la labioplastia son muy pequeños. Algunos de los riesgos potenciales que pueden ocurrir después de la cirugía incluyen: ·

Sangrado: Si se produce una hemorragia, generalmente se produce inmediatamente después de la operación. A veces se puede sangrar hasta unas semanas después. También es normal que aparezcan pequeñas cantidades de hematomas después de la cirugía. Sin embargo, si hay una gran cantidad de sangrado debajo de la superficie de la piel, puede haber un derrame de sangre en la línea de sutura. Si experimenta esto es posible que el paciente deba pasar una noche extra en el hospital.·

Problemas de cicatrización: Al igual que con cualquier operación en la que se hacen incisiones, aparecerán algunas cicatrices. Sin embargo, en la mayoría de los casos, las cicatrices de este tipo de cirugía son mínimas y desaparecen con el tiempo. La cantidad de cicatrices también depende del método que utilice el cirujano.·

Infección: Todos los tipos de infección deben tomarse muy en serio. Las infecciones leves generalmente se pueden tratar con un tratamiento breve como antibióticos.  En raras ocasiones, una infección puede ser muy grave y requerir una operación adicional. ·

Irregularidades del color de la piel: Los cambios en la pigmentación de la piel alrededor del área de la incisión pueden deberse inicialmente a hematomas o cambios que ocurren con la curación. Sin embargo, aunque es raro, algunas mujeres pueden experimentar cambios a largo plazo en el color de la piel.·

Necrosis: Durante la operación, existe el riesgo de que se interrumpa el suministro de sangre a las áreas de los labios. De esta forma, se producen daños en la piel y tejidos. Si esta interrupción del suministro de sangre es lo suficientemente grande, puede provocar la muerte de los tejidos o la pérdida de la piel en esa área. Existe la posibilidad de que se necesite una cirugía menor para extirpar el tejido muerto.·

Estético: Siempre existe un pequeño riesgo de que el paciente no esté satisfecho con los resultados de la cirugía. Debido a esto, es posible que necesite una cirugía adicional. ·

Reducción de la sensibilidad de los labios: Algunas mujeres pueden experimentar un cambio en la sensación alrededor del área de tratamiento. Esto puede incluir entumecimiento y dolor, lo cual se resolverá  al mes de la intervención. Sin embargo, una complicación extremadamente rara es la pérdida de sensibilidad en los labios que persiste durante más de un mes, esto puede ser debido al daño a los nervios en el área. Todos los procedimientos quirúrgicos conllevan algunas complicaciones generales. Los riesgos generales de la labioplastia incluyen: ·        

Desarrollo de coágulos de sangre.·        

Riesgos de la anestesia·        

Náuseas ·        

Dolor postoperatorio.

El postoperatorio de una Labioplastia

Después de la cirugía, si el paciente ha sido intervenido con anestesia general, puede sentirse un poco mareado. También puede resultarle difícil concentrarse o recordar algunas cosas durante algunos días, esto es normal y se resolverá después de un par de días. Si se ha utilizado un anestésico local con sedación, es posible que el área de tratamiento esté adormecida. Esto también se resolverá después de unas horas. Además, puede encontrar el área de tratamiento dolorida durante los primeros días. En las primeras 24 horas, es recomendable contar con una persona que le ayude. Esta es una precaución de seguridad por si se sintiera mareado o enfermo o necesitara ayuda. Es importante mantenerse durante unos días en reposo y realizar actividades muy tranquilas. Las dos primeras semanas se recomienda no realizar deporte ni ejercicio físico exigente por el riesgo de aumentar la hinchazón del área. Al igual, hay que abstenerse de tener relaciones sexuales durante al menos un mes hasta que los labios vaginales estén curados. El uso de tampones durante ese tiempo también está descartado. La ropa ligera y holgada será lo mejor hasta que se curen los labios vaginales.