91 410 02 00

Cirugía Ortognática

Pide citaTe llamamos

Cirugía de mandíbula

La cirugía de mandíbula está indicada para corregir una serie de problemas que aparecen en la misma así como deformidades que puedan existir en los labios. En cualquier caso, se trata de una operación tanto estética como funcional ya que no solo logra mejorar el aspecto facial sino que además contribuye al buen funcionamiento y salud de los dientes y la mandíbula.

Ya que esta operación puede brindarte grandes beneficios, ¿estás interesado en conocer en profundidad en qué consiste y cuáles son todas sus ventajas? 

Concertado con las principales aseguradoras.

¿Qué es o en qué consiste la Cirugía Ortognática?

La cirugía ortognática tiene como finalidad devolver a los huesos de la mandíbula a su lugar de origen para que las deformidades desaparezcan y el paciente pueda gozar no solo de un aspecto físico más estético sino también mucho más saludable y funcional.

Por lo tanto, esta operación se encarga de alinear las mandíbulas y los dientes para eliminar todo tipo de problemas mandibulares. Se trata, sin ninguna duda, de la intervención quirúrgica más adecuada para resolver las irregularidades que la ortodoncia no puede corregir por sí sola.

En el proceso realizado bajo anestesia general -en el que participan tanto un ortodoncista como un cirujano maxilofacial- se recolocan los maxilares realizando incisiones en el interior de la boca del paciente. En algunos casos es incluso necesario cortar parte de los dientes para poder alinearlos correctamente.

operacion de mandibula precio madrid

Duración de la cirugía

Dependiendo del tipo de cirugía ortognática a la que te sometas, esta tendrá una duración u otra. Pero para que te hagas una idea la cirugía ortognática monomaxilar puede realizarse en tan solo 40 minutos mientras que la bimaxilar puede durar entre 90-120 minutos. En ambos casos estaríamos hablando de intervenciones breves que solo requerirían de ingreso hospitalario en el segundo caso.

 

Ventajas o beneficios de la operación

Son muchos los beneficios que derivan de esta sencilla intervención quirúrgica tales como:

-El paciente puede realizar una mordida adecuada.

-Ha probado ser efectiva en el tratamiento de la apnea del sueño ya que permite aumentar las dimensiones de las vías respiratorias.

-Debido a la mejora en la función masticatoria disminuyen los problemas digestivos asociados a una incorrecta masticación de los alimentos.

– Gracias a una correcta posición de los dientes se consigue además un mejor aspecto dental y facial que mejora enormemente nuestro físico, especialmente por el hecho de que no quedan cicatrices visibles de la operación.

-Los dientes gozan de un mejor estado de salud por más tiempo debido a su buena colocación lo cual retrasa su deterioro prematuro.

Elimina todo tipo de dolores que hayan surgido previamente en la mandíbula así como dolores de cabeza relacionados.

 

Resultados tras la cirugía

Los resultados de esta intervención quirúrgica son por lo general muy satisfactorios. Pues, en la mayoría de casos el paciente no solo logra restablecer su salud física enormemente sino que esto además provoca un impacto positivo en su salud mental.

Y es que quienes se someten a esta operación consiguen una mayor simetría en sus facciones lo que se traduce en una mejora física palpable. De hecho, muchos de los que se benefician de este procedimiento aseguran haber conseguido un impulso de autoestima y confianza en ellos mismos.

Lo más interesante es que los efectos de este tipo de cirugía suelen mantenerse inalterables a lo largo del tiempo en casi todos los pacientes.

 

Postoperatorio o recuperación tras la operación

El postoperatorio de la cirugía ortognática es algo complejo y requiere normalmente de unas 8 semanas para la total recuperación del paciente. No obstante, a partir de la tercera o cuarta semana el paciente puede reanudar su rutina normal.

Hasta entonces se experimentan molestias como dificultad para respirar, comer, dormir y hablar por lo que habrá que recurrir a medidas como tomar una dieta líquida, dormir sentado y colocar unas bandas elásticas en los maxilares durante todo el día.

A partir de ese momento se empieza a sentir una mejoría que te permite hacer dieta blanda e incluso algo de ejercicio sin tener que llevar puestas las bandas elásticas a todas horas.

De ahí en adelante el proceso se hace mucho más sencillo y recuperas tu ritmo natural.

Cirugías que realizamos

Patologías que trata un Cirujano Maxilofacial


Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.