fbpx

¿Qué son los basófilos?

Los basófilos forman parte del conjunto de células que forman el sistema inmune. Concretamente se trata de un tipo de glóbulos blancos, que junto con los eosinófilos y los neutrófilos forman parte de los granulocitos.  

Se forman en la médula ósea y se liberan posteriormente a la circulación sanguínea para actuar donde el organismo lo considere necesario. Se activan como parte de la respuesta inflamatoria.  

basofilos

¿Qué significa tener los basófilos altos?  

El aumento de basófilos o basofilia no es una enfermedad en sí, pero sí que se trata de un indicativo de que algo está pasando en el organismo. Se considera que la cifra de basófilos es alta cuando supera los 75/mm3. 

Lo más común es que aumenten en número por la presencia de procesos inflamatorios y por reacciones alérgicas.  

Tratando casos más concretos, aparecerá basofilia causada por asma o rinitis y rinitis, procesos alérgicos que causan inflamación de forma prolongada si no se trata su origen.  

También aparece por inflamación en el tracto intestinal, por ejemplo, en la colitis ulcerosa. Otros casos de basofilia aparecen durante la artritis, la insuficiencia renal, por leucemia, policitemia… 

¿Qué significa tener los basófilos bajos?  

Aunque los basófilos suponen un porcentaje bajo dentro de las células inmunitarias, ocupan solo el 3 % del total, cuando su número desciende en exceso, puede ser como resultado de cierta patología. Cuando se encuentra bajos se habla de que existe basopenia.  

A pesar de ser difícil de detectar, los basófilos se consideran escasos cuando sus cifras en analíticas específicas se encuentran entre 0 – 20 /µl.